Guardia Consultores

INSIGHTS

En esta sección presentamos casos emblemáticos de buenas y malas prácticas en responsabilidad social y sostenibilidad

Responsabilidad Social, sustentabilidad, CEMEFI, comunidad

Vinculación con comunidad

 Por: Evodio Sánchez

Se propone una metodología que consta de 3 fases que incluyen 8 actividades claves, las cuales desarrollaremos a continuación:

Fase 1: Preparación

  • Enfoque del problema: se debe identificar que se quiere resolver y entender sus causas.
  • Metas y objetivos de la vinculación: se determina los objetivos de la práctica con la esencia de la empresa (misión, visión y valores) con el fin de lograr conectar con la comunidad y empleados.
  • Formulación de acciones: se crean propuestas para solucionar el problema seleccionado.
  • Configuración y elección de alternativas factibles: se analizan las propuestas y se seleccionan aquella de mayor impacto para resolver el problema tomando en consideración su relación con la empresa, su factibilidad, inversión y esfuerzo.
  • Mapeo de la comunidad: se identifica las características de la comunidad con la que se va a hacer contacto en lo referente a su demográfica, tradiciones, cultura y gravedad del problema en la comunidad.

Fase 2: Logro de la Vinculación

  • Contacto con la comunidad: se busca hacer partícipe a la comunidad con las decisiones, además la actuación de la empresa debe basarse en los Derechos Humanos.
  • Visitas de campo: se realizan reuniones de confianza con la comunidad para fortalecer los lazos.
  • Alianzas: se buscan formar alianzas con otros actores interesados en solucionar el problema como puede ser el gobierno, organizaciones de la sociedad civil y empresas privadas con el fin de tener mayor alcance y recursos.

Fase 3: Acción Comunitaria

  • Implementación del programa: se realiza la iniciativa contemplando medidas de prevención y mitigación, así como planes de gestión social.
  • Trabajo de largo plazo: dado que el problema es complejo se busca crear capacidades en los implementadores, así como crear infraestructura que sirva de base y la creación de estimulaciones que mueven a la comunidad a involucrase con la práctica.
  • Mejora continua: se realizan auditorias de la iniciativa de vinculación con indicadores de operativos (miden el desarrollo) y estratégicos (miden la disminución del problema). Todos los resultados deben presentarse con total transparencia.

El papel de las organizaciones para resolver problemas de la comunidad es parte esencial de la estrategia de negocio, ya que cada vez los clientes y la sociedad cuestiona el deber de intervención de las empresas para solucionar aquellas problemáticas que la comunidad padece. Se debe olvidar los éxitos de corto plazo con fines de propaganda basados en una supuesta preocupación por el bien común, el interés debe ser real no por una cuestión de reputación, sino porque es la única salida para una sobrevivencia exitosa de la empresa en el largo plazo.